A propósito del Día de la Salud de las Encías: la salud periodontal es posible

About the Gum Health Day: periodontal health is possible

SALUD PERIODONTAL  |  EDITORIAL  |    OPEN ACCESS  |    PEER-REVIEWED

A propósito del Día de la Salud de las Encías: la salud periodontal es posible

About the Gum Health Day: periodontal health is possible

Autor/es: Hugo Romanelli

Vol: 106  |  Nº 1  |  Mar 2018  |  Páginas: 1-4

Publicado: 20/03/2018

Stable URL: https://raoa.aoa.org.ar/revistas?roi=1061000028    copiar


PDF     |     Citar este artículo     |      Volver


  Twitter  |  Whatsapp  |   Facebook   |  E-mail


SALUD PERIODONTAL  |  EDITORIAL

A propósito del Día de la Salud de las Encías: la salud periodontal es posible

About the Gum Health Day: periodontal health is possible


Hugo Romanelli 1

1. Director de la Carrera de Especialización en Periodoncia, Universidad Maimónides, Buenos Aires, Argentina

 

Resumen

La enfermedad periodontal es un desorden sistémico multifactorial. Se trata de una infección crónica de etiología bacteriana que afecta los tejidos blandos que rodean y protegen el diente y el aparato de inserción que le brinda soporte. Es altamente prevalente globalmente, y un estudio en la Argentina mostró que el 96,7% de los pacientes adultos presentaba algún grado de patología gingival, y que el 14,9% de estos necesitaba tratamiento periodontal complejo. Esta alta prevalencia plantea el gran desafío de realizar un tratamiento adecuado, ya que la estrategia tradicional del las terapias periodontales son inviables. Por eso, es fundamental fortalecer los programas de salud pública mediante la implementación de medidas efectivas destinadas a prevenir las enfermedades periodontales y la promoción de la salud oral, para lo cual es necesario el trabajo mancomunado entre todos los estamentos involucrados en la salud, es decir, gobiernos, universidades, ONG, sistemas de salud y empresas comerciales. Dentro de esas medidas, el examen periodontal básico (EPB) es un medio accesible para ser realizado por parte de todos los odontólogos en su práctica clínica, de forma rutinaria. Si bien no es un examen de diagnóstico, permite guiar al profesional y al paciente sobre la necesidad de hacer o no un diagnóstico más exhaustivo y establecer el tratamiento correspondiente.

Palabras clave: Diagnóstico periodontal, enfermedad periodontal, prevalencia, salud pública.

Abstract

Periodontal disease is a multifactorial systemic disorder, a chronic infection of bacterial etiology that affects the soft tissues that surround and protect the tooth and periodontal structures. Periodontal diseases are highly prevalent globally. A study in the Argentine Republic showed that 96.7% adult patients presented some degree of gingival disease, and that 14.9% of them needed complex periodontal treatment. This high prevalence represents a great challenge to perform an adequate treatment since the traditional strategy of periodontal therapies is unfeasible. It becomes necessary to strengthen public health programs through the implementation of effective measures aimed at preventing periodontal diseases and the promotion of oral health, being fundamental the partnership among all the estates involved in health, governments, universities, NGOs, health systems and product manufactures. Within these measures, the Basic Periodontal Examination (BPE) is a tool that can be used in a routine way by all dentists in their clinical practice. Although it is not a diagnostic tool, it helps guiding the dental personnel and the patient about the need for further diagnosis and treatment.

Key words: Periodontal diagnosis, periodontal disease, prevalence, public health.


Es mundialmente aceptado que la enfermedad periodontal es un desorden sistémico multifactorial. Esta infección crónica de etiología bacteriana afecta los tejidos blandos que rodean y protegen el diente y el aparato de inserción que le brinda soporte, con consecuencias en la movilidad y, algunas veces, dando lugar a la pérdida de dientes.

Los efectos de esta enfermedad son el sangrado de las encías, la posibilidad de abscesos, movilidad dentaria, recesiones gingivales y, eventualmente, sensibilidad radicular y cambio de posiciones dentarias.1

Pero este problema no queda circunscripto a la cavidad bucal, sino que influye en la calidad de vida, ya que altera la vida de relación debido a la posibilidad de tener mal aliento; produce complicaciones en la masticación, lo que a su vez dificulta el primer paso del proceso digestivo, y provoca alteraciones estéticas por la recesión gingival y la ausencia de papilas (agujeros negros). Todo esto conduce a la desconfianza en uno mismo y la vulnerabilidad social.

Además, debemos considerar la enfermedad periodontal como factor de riesgo de otras enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT). Esta interacción se da por la invasión directa de las bacterias a través del epitelio de la bolsa, que al estar ulcerado constituye una vía de entrada directa al organismo. Por otra parte, la bacteriemia que se produce por la presencia de toxinas bacterianas y los mediadores inflamatorios liberados en la zona de la enfermedad periodontal y, por último, las enfermedades periodontales comparten factores de riesgo con otras enfermedades crónicas no transmisibles. Estos factores pueden ser no modificables (género, edad, genética y ciertas condiciones sistémicas) o modificables (como el tabaquismo, el alcoholismo, el estilo de vida y el estrés).

También debemos identificar factores externos que, si bien no tienen una incidencia directa, pueden afectar la salud bucal, como el acceso a la educación, la falta de nutrición saludable, la presencia de agua potable y cloacas, la calidad de la vivienda, etcétera.2 Prevalencia. Es importante destacar la alta prevalencia mundial de esta enfermedad. La gingivitis afecta a casi el 90% de la población mundial, y la periodontitis está presente en cerca del 47% de la población de los Estados Unidos. El daño producido por las enfermedades bucales es también significativo por el impacto económico, y si bien no existen datos en la Argentina, los datos mundiales pueden extrapolarse a nuestro país. En la Unión Europea (UE), el gasto anual en el tratamiento de las enfermedades bucales fue de aproximadamente 79.000 millones de euros (gasto medio anual correspondiente a 20082012). Estos costos (€79 billones) superaron los gastos realizados en el tratamiento de las enfermedades neuromusculares (€7,7 billones), esclerosis múltiple (€14,6 billones), cáncer (€51 billones), enfermedades respiratorias (€55 billones) y la enfermedad de
Alzheimer (€71,1 millones).3

Una reciente revisión sistemática sobre una base de datos de 291.170 personas de entre 15 y 99 años, 
provenientes de 37 países, mostró que la enfermedad periodontal severa es la sexta más prevalente entre 291 enfermedades investigadas y, además, que afecta al 11,2% de la población mundial.4

En Argentina, un estudio clásico promovido por la Sociedad Argentina de Periodoncia (SAP) y la Confederación Odontológica de la República Argentina (CORA) en 3600 pacientes distribuidos en todo el país reveló que cerca del 96,7% presentaba algún grado de patología gingival, y que el 14,9% de es- tos necesitaba tratamiento periodontal complejo.5 En otro estudio más reciente, Contreras et al. (2014) observaron que el 60% de los adolescentes de entre 15 y 18 años ya mostraban patología gingivoperiodontal.6 La alta prevalencia de esta enfermedad puede atribuirse a distintos factores:
 
  • Desconocimiento de la enfermedad: como en los estadios iniciales de la enfermedad no hay signos evidentes de patología (el afectado no relaciona el sangrado con patología), el pacien- te no concurre a la consulta.7
  • Falta de acceso a la atención: por distancia, falta de tiempo o motivación, muchas veces la con- currencia a los servicios de atención se limita a solucionar urgencias o cuestiones estéticas.
  • Subestimación, de parte del profesional, de los efectos potenciales de la enfermedad periodontal: muy pocos profesionales realizan, sistemáticamente, en todos los pacientes, un examen periodontal.8
  • Remuneración: muchos pacientes, y también los sistemas privados de salud, no consideran que las prácticas preventivas deban ser tan bien remuneradas como las curativas o rehabilitadoras.
  • Envejecimiento de la población: con la edad, hay disminución funcional, la incidencia y la prevalencia de enfermedades crónicas aumentan y la salud a menudo se deteriora. Esta situación agrava los problemas bucales por los cambios fisiológicos, de hábitos de vida y la administración de medicamentos, declinando los cuidados personales.
En función de lo antedicho, debemos considerar a la enfermedad periodontal un problema de salud pública, ya que: es altamente prevalente; produce inflamación gingival, lo cual genera sangrado y halitosis (que provocan una disminución en la autovaloración en relación con las demás personas); generan movilidad dentaria y, eventualmente, la pérdida de los dientes (lo cual altera la función masticatoria y, por ende, la primera fase de la digestión); y es eficazmente prevenible.

Basándonos en esta premisa, es importante que el diagnóstico y el posible tratamiento de las enfermedades gingivoperiodontales sean incluidos en todos los programas de atención primaria, haciendo foco en los sectores más vulnerables.

Tratamiento. El tradicional incluye terapia mecánica para alcanzar una remoción efectiva del biofilm supragingival y subgingival. El uso de antisépticos y antibióticos puede estar indicado en casos específicos.
En casos severos, el tratamiento quirúrgico podría ser necesario si la inflamación persiste. Y dependiendo de la situación, la terapia puede consistir en cirugía conservadora resectiva o en procedimientos quirúrgicos regenerativos.9-10

Por lo tanto, un resultado aceptable del tratamiento sería la reducción del sangrado al sondaje, al menos al 15%, de todos los sitios de la boca, la ausencia de signos de inflamación y profundidades al sondaje menores a 4 mm.

Al evaluar el tratamiento indicado para cada situación clínica, la evidencia científica establece que si la profundidad al sondaje no supera los 5 mm deberíamos optar por la terapia no quirúrgica, y si supera los 5 mm, se estima que es necesaria la implementación de alguna técnica quirúrgica.

En relación con los tiempos necesarios para estas prestaciones, podemos establecer que el tratamiento de una gingivitis insume de 45 a 60 minutos. El raspaje y alisado radicular, entre 20 y 30 minutos por cuadrante cuando la profundidad no supera los 5 mm, y entre 30 y 45 minutos si supera los 5 mm. Si fuera necesaria una cirugía, esta implicaría casi 60 minutos por cuadrante, sin contar el control posoperatorio.

Si estos datos los correlacionamos con la población de la Argentina mayor de 18 años (según el censo nacional de 2010), y teniendo en cuenta la prevalencia de la enfermedad periodontal en Argentina, para restablecer la salud periodontal de la población se necesitarían unos 36.600 odontólogos que trabajen 30 horas semanales y 8.972 especialistas que cumplan el mismo régimen horario.

Estos guarismos nos indican la inviabilidad de pensar en solucionar el problema de la salud periodontal con el esquema clásico de atención. Por eso, es fundamental fortalecer los programas de salud pública mediante la implementación de medidas efectivas destinadas a prevenir las enfermedades periodontales y la promoción de la salud oral. Aunque los recursos humanos, financieros y materiales son todavía insufi cientes o están mal distribuidos para satisfacer la demanda de la población relativa a los servicios de salud oral, debemos batallar desde nuestro lugar de trabajo, comprometiéndonos con los programas comunitarios. 

Estrategias para implementar. 
La periodontitis es una enfermedad prevenible. Fácilmente diagnosticada, puede ser tratada con éxito y controlada a largo plazo si se lleva a cabo una gestión apropiada y oportuna. Por lo tanto, es necesario fomentar la prevención temprana y el control de la enfermedad para definir los roles y las responsabilidades de los profesionales de la salud.

De modo que es preciso establecer objetivos específicos, realistas y evaluables, haciendo hincapié en la prevención (higiene bucal)11 y en la detección precoz del problema (examen periodontal básico).

La correcta higiene oral es un componente esencial de un estilo de vida saludable, similar a la dieta y el ejercicio, por lo que es necesaria una acción integral dirigida por los gobiernos para incluir la higiene oral entre las recomendaciones oficiales del estilo de vida saludable.

Además, como cada individuo debe desempeñar un papel activo en las medidas de autocuidado, es muy valioso generar hábitos desde edades tempranas. Mantener una dentición funcional durante toda la vida ayuda a preservar la autoestima y mejorar la calidad de vida.

Por otro lado, la detección precoz se puede realizar mediante el examen periodontal básico (EPB). Este examen es una exploración sencilla y rápida de los tejidos periodontales que, al registrar algunos datos clínicos mínimos, nos permite tener una guía de las necesidades de tratamiento. No debe ser usado como diagnóstico, ya que este sistema no es un sustituto del examen periodontal completo.

Tanto a nivel individual como comunitario (hospitales, centros de salud, clínicas generalistas), es fundamental que todos los odontólogos tomen consciencia acerca de este problema e implementen en su práctica clínica, de forma rutinaria, el examen periodontal básico. Este permitirá guiar al odontólogo y al paciente sobre la necesidad de hacer o no un diagnóstico más exhaustivo y, eventualmente, establecer el tratamiento correspondiente.

Lograr la salud periodontal es muy importante, y para alcanzar este objetivo es fundamental el trabajo mancomunado entre todos los estamentos involucrados en la salud. Los gobiernos deben promover políticas saludables y oficiar de entes rectores para su desarrollo. Las universidades y las entidades de formación profesional, generar recursos humanos idóneos y comprometidos totalmente con la comunidad en la que se desempeñan. Los sistemas de salud, fomentar estrategias adecuadas para satisfacer las necesidades de la población (actualmente, la mayoría de los sistemas de salud consideran la odontología y la medicina como dos mundos independientes, lo que impide una visión integral de la salud, una comunicación eficiente y, sobre todo, que se respete y valore a los profesionales). Las ONG y las empresas privadas, comprometer sus recursos humanos y financieros en programas sustentables de salud. Y los odontólogos independientes, realizar el EPB y aportar sus saberes de forma ética y solidaria para lograr el objetivo planteado.

En conclusión, para resolver este desafío es necesario combinar las políticas de promoción de la salud general con las políticas de salud bucal y que los odontólogos nos integremos en los equipos básicos y en los sistemas y los servicios de salud.

Por último, es preciso recordar un pensamiento del poeta uruguayo Eduardo Galeano: “La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más. Entonces, ¿para qué sirve la utopía? Para eso, para caminar”. ¡Mantengamos nuestras utopías!


Referencias

  1. Herrera D,   Meyle J,   Renvert S,   Jin L. White paper on prevention and management of periodontal diseases for oral health and general health. Ginebra, FDI World Dental Federation [en línea] 2018 [citado 7 de febrero de 2018]. Disponible en: www.fdiworlddental.org/resources/white-papers/white-paper-on-prevention-and-management-of-periodontal-diseases-for-oral/.
  2. Global Periodontal Health: Challenges, priorities and perspectives. World Oral Health Forum 2017 Proceedings. Ginebra, FDI World Dental Federation [en línea] 2017 [citado 1 de diciembre de 2017]. Disponible en: www.fdiworlddental.org/resources/proceedings/worldoral-health-forum-2017-proceedings.
  3. Nazir MA. Prevalence of periodontal disease, its association with systemic diseases and prevention. Int J Health Sci 2017;11:72-80.
  4. Kassebaum NJ, Bernabé E, Dahiya M, Bhandari B, Murray CJ, Marcenes W. Global burden of severe periodontitis in 1990-2010. A systematic review and meta-regression. J Dent Res 2014;93:1045-53.
  5. Romanelli H, Gómez M, Chiappe V, Gomzalez y Rivas M, Macchi R. Necesidades terapéuticas periodontales de sujetos adultos. Acta Odontológica Latinoamericana 2007;20:39-47.
  6. Contreras M, Berretta M, Gómez M, Romanelli H. “Pérdida de inserción clínica en adolescentes, CABA, Argentina”. Trabajo presentado en formato póster en la XXXIII Reunión Anual de la Sociedad Argentina de Periodontología 2014.
  7. Buset SL, Walter C, Friedmann A, Weiger R, Borgnakke WS, Zitzmann NU. Are periodontal diseases really silent? A systematic review of their effect on quality of life. J Clin Periodontol 2016;43:333-44.
  8. Luo H, Wu B. Self-awareness of gum disease among US adults. J Public Health Manag Pract 2017;23:1-7.
  9. Graziani F, Karapetsa D, Alonso B, Herrera D. Nonsurgical and surgical treatment of periodontitis: how many options for one disease? Periodontol 2000 2017;75:15288.
  10. Heitz-Mayfield LJ, Trombelli L, Heitz F, Needleman I, Moles DA. Systematic review of the effect of surgical debridement vs non-surgical debridement for the treatment of chronic periodontitis. J Clin Periodontol 2002;29:92-102.
  11. Sanz M, Bäumer A, Buduneli N, Dommisch H, Farina R, Kononen E, et al. Effect of professional mechanical plaque removal on secondary prevention of periodontitis and the complications of gingival and periodontal preventive measures: consensus report of group 4 of the 11th European Workshop on Periodontology on effective prevention of periodontal and peri-implant diseases. J Clin Periodontal 2015;16:52140-20.
Contacto:
Hugo Romanelli
romanellihugo@yahoo.com.ar
Uriburu 1044 4º “37” (C1114AAD)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires
 


Diagnóstico periodontal   enfermedad periodontal   prevalencia   salud pública   Periodontal diagnosis   periodontal disease   prevalence   public health  

Citar este artículo
Romanelli H. A propósito del Día de la Salud de las Encías: la salud periodontal es posible. Rev Asoc Odontol Argent. 2018 Mar 20;106(1):1-4. Disponible en: https://raoa.aoa.org.ar/revistas?roi=1061000028
 Copiar Cita


PDF   |    Subir


  Twitter  |  Whatsapp  |   Facebook   |  E-mail



Las obras publicadas en este sitio están bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 2.5 Argentina.

Revista indexada en:

lilacs Revista de la Asociación Odontológica Argentina  scielo Revista de la Asociación Odontológica Argentina  ebscohost Revista de la Asociación Odontológica Argentina
nucleo básico Revista de la Asociación Odontológica Argentina Directory of Open Access Journals Revista de la Asociación Odontológica Argentina   google scholar Revista de la Asociación Odontológica Argentina
Dialnet Revista de la Asociación Odontológica Argentina Malena Revista de la Asociación Odontológica Argentina    ROAD Revista de la Asociación Odontológica Argentina
latindex Revista de la Asociación Odontológica Argentina Biblioteca Virtual de la Salud Revista de la Asociación Odontológica Argentina

Open Access RAOA   Creative Commons RAOA

Los artículos científicos de RAOA se identifican con DOI (Digital Object Identifier) Crossref.



artículos leído en línea RAOA

Descargas / lecturas online: 3058

artículos leído en línea RAOA

Accesos RAOA Id: 119

Diagnóstico periodontal enfermedad periodontal prevalencia salud pública Periodontal diagnosis periodontal disease prevalence public health

Auspiciantes del Website:

anuncio 3 Revista de la Asociación Odontológica Argentina
anuncio 3 Revista de la Asociación Odontológica Argentina
anuncio 3 Revista de la Asociación Odontológica Argentina


Google académico RAOA    Schema Org RAOA

Internet Archive RAOA    Dublin Core RAOA



Revista de la Asociación Odontológica Argentina

La Revista de la Asociación Odontológica Argentina, RAOA, es la principal vía de expresión de la producción científica argentina en odontología y un vínculo de unión y medio de información para los colegas e instituciones del país y del exterior. 
Versión impresa ISSN 0004-4881
Versión electrónica ISSN 2683-7226. 
Título abreviado: Rev Asoc Odontol Argent